Asamblea de apoyo a Bolivia

Pronunciamiento de la Red de Intelectuales y Artistas En Defensa de la Humanidad

Fecha: 12 Abr 2009
indigenas con wipala

El pueblo de Bolivia y su valiente Presidente Evo Morales se encuentran dando en estos momentos una frontal batalla moral y política mediante el recurso extremo de la  huelga de hambre, contra las fuerzas de la derecha que pretenden impedir una vez más la transformación de la nación en un estado plurinacional y de iguales derechos para todos, tal como la manda la nueva Constitución boliviana.
En tal sentido, le invitamos a suscribir el documento anexo enviando un correo, con su NOMBRE, PROFESION Y PAIS, a la siguiente dirección electrónica: defrenteconbolivia@gmail.com

A tal efecto, desde la Red de Intelectuales y Artistas en defensa de la Humanidad consideramos necesario hacerle llegar al pueblo boliviano nuestro más decidido apoyo en esta lucha por su dignidad y autodeterminación.

En tal sentido, le invitamos a suscribir el documento anexo enviando un correo, con su NOMBRE, PROFESION Y PAIS, a la siguiente dirección electrónica: defrenteconbolivia@gmail.com

Esperamos poder hacerle llegar mañana por la tarde al Presidente Evo el respaldo de miles de firmas, por lo cual le pedimos además que nos ayude a circular este pronunciamiento. También se le harán llegar en los días sucesivos las firmas que lleguen después.

Red de Intelectuales y Artistas en defensa de la Humanidad, Venezuela

Documento que se cita:

Pronunciamiento de la Red de Intelectuales y Artistas En Defensa de la Humanidad

Nueva conspiración contra proceso boliviano

La huelga de hambre del presidente boliviano Evo Morales y de varios dirigentes de los movimientos sociales constituye una firme respuesta a una nueva acción de la derecha boliviana por bloquear el proceso de cambio que ha emprendido Bolivia desde hace cerca de 9 años, cuando las clases secularmente subalternas decidieron tomar en sus manos su propio destino, y colocar, desde enero de 2006, luego de una histórica victoria electoral con más del 54 por ciento de votación, a un indígena al mando del Estado.

Durante más de tres años, el presidente Morales, el primer presidente indígena de Bolivia y América Latina, ha obtenido varios triunfos en las urnas electorales que la derecha se niega a reconocer. El 2 de julio de 2006 logró más del 53 por ciento de los votos en las elecciones de representantes ante la Asamblea Constituyente; en agosto de 2008 alcanzó el 64 por ciento en un referéndum revocatorio convocado como una salida a la crisis política, y el 25 de enero de 2009 llegó a un 61,47 por ciento en el referéndum aprobatorio de la Constitución Política del Estado.

El gobierno plurinacional-indígena-popular de Bolivia también ha sorteado con éxito las conspiraciones montadas por Estados Unidos y la oligarquía local, llegando a ser la más significativa la de agosto-septiembre de 2008, cuando un golpe cívico-prefectural -como lo calificó Morales-, desencadenó una violencia armada y sistemática contra el proceso de cambio. Las manifestaciones de esa ofensiva se expresó en la toma violenta de las instituciones públicas, en la colocación de artefactos explosivos en las casas de dirigentes del MAS, ministros y en los consulados de Cuba y Venezuela en el departamento de Santa Cruz, así como en la persecución de campesinos e indígenas en los departamentos de la llamada "Media Luna".

Pero, la expresión más alta de esa actitud antidemocrática de la derecha boliviana ha sido la masacre de indígenas en el departamento de Pando, al norte de La Paz, con un saldo de cerca de 20 muertos y decenas de heridos.

La nueva ofensiva contrarrevolucionaria se produce en un momento en que vence el plazo para la aprobación de un Código Electoral Transitorio sin el cual no podrán realizarse las elecciones de diciembre de este año, según establece una disposición transitoria de la Constitución Política del Estado.

Los objetivos de entorpecer la aprobación de esta normativa electoral son claros: impedir elecciones generales en las que la derecha está condenada a una nueva derrota, y detener la aplicación de la nueva Constitución Política del Estado, particularmente en lo referido al régimen autonómico que la derecha tanto decía reivindicar, con lo que se pretende obstaculizar la edificación del nuevo Estado Plurinacional.

La Red de Intelectuales y Artistas En Defensa de la Humanidad, comprometida con los procesos democráticos de nuestra América, expresa su total y pleno respaldo a la lucha del pueblo y el gobierno bolivianos por hacer cumplir la Constitución. Ante la inédita medida a la que se ha visto obligado el presidente Evo Morales, ante su insistencia por no hacer uso de la fuerza pública sino de la fuerza moral del pueblo, saludamos y apoyamos su lucha. Llamamos al Congreso a asumir su responsabilidad y a actuar a la altura que le demanda la historia aprobando el Código Electoral Transitorio en lo inmediato, sin regatear el derecho de las circunscripciones indígenas.